lunes, 20 de abril de 2015

A PROPÓSITO DEL DÍA MUNDIAL DE LA BICI: ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?

Ayer celebramos, como se debía, el #DíaMundialDeLaBicicleta: PEDALEANDO. Todo estuvo bonito, muchas bombas, música, solecito y centenares de #CiclistasFelices. Incluso, estuvo hasta el alcalde, el mismo que habla -sin saber- sobre sostenibilidad y que ha sabido “vender” una idea de gobierno, ocupado también en lucir bien “en cicla” para la foto, como si fuera el mismo Hans Christian Andersen su asesor de historias fantásticas. Leamos una:

-     Mujer Bici-ble: Señor alcalde, muy chévere que pedalee, ¿y las ciclorrutas?
-     Luchito-en-bici: A mí me entregaron una ciudad organizada.
-     Mujer Bici-ble: Pero, ¿y las megaobras que se están haciendo? En ninguna contemplaron ciclorrutas.
-     Luchito-en-bici: Para eso le damos a la gente el ciclopaseo… (Y se va despavorido).
-      Mujer Bici-ble: ¡Plop!

- Se cierra el telón –

Y acá otra historia fantástica: Ocupamos el primer puesto latinoamericano en ciudades sostenibles (http://www.vanguardia.com/area-metropolitana/bucaramanga/307057-bucaramanga-primer-puesto-latinoamericano-en-ciudades-sostenib): sin ciclorrutas, con un sistema de transporte pésimo, con serios problemas con las basuras, talando árboles, destruyendo parques, ampliando vías. Pero, como acá ahora viven más ricos que pobres, entonces somos una ciudad pujante, de grandes inversiones, de megaobras y de industrias. No importa si se acaba el verde y el oxígeno, siempre y cuando impere el gris y el monóxido, somos sostenibles. Y ahí vamos.

Ahora, hablemos de bicicletas. Me llama poderosamente la atención algunas imágenes –muy ilustrativas por cierto- facilitadas por Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos sobre la bici. Acá, algunas reflexiones al respecto.

Primera imagen: Porcentaje de población que se transporta a pie y en bicicleta.

 Foto tomada de: Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos.

La gran noticia es que el porcentaje de biciusuarios (en general, porque la imagen no enfatiza en género) se mantiene: desde 2012, seguimos siendo el mismo triste 2%, y, en cambio, disminuyó el número de caminantes o peatones, de un 16% a un 8%. Al parecer, solo el 10% de la población nos movemos en bici o somos peatones. ¿Esto qué significa? Parece que el gobierno de la “Capital Sostenible” se raja en la planeación y desarrollo de una política de desarrollo urbano, una política pública a favor de usos alternativos de movilidad, como la bicicleta y de “caminantes seguros”, que además de ofrecer ciclopaseos, complemente ese pequeño aporte desde el ciclismo recreativo con vías de uso para biciusuarios -biciusuarias y con senderos para caminantes. En la política actual, entonces, ese desarrollo urbano es entendido con el imperativo de ampliar vías, construir megaobras excluyentes para el transporte activo e invertir en infraestructura para favorecer el uso del auto, desplazando a ciclistas y peatones a los últimos puestos de la jerarquía de movilidad (Recorderis: primero peatón, segundo ciclista, tercero transporte público, cuarto transporte de carga, quinto transporte particular).

Segunda imagen: Km de ciclorrutas proyectadas en los Planes Maestros de Movilidad 2011 – 2030.

                          Foto tomada de: Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos.

El Plan Maestro de Movilidad de Bucaramanga (PMMB), en la página 11, plantea las siguientes preguntas: “¿Cómo es la ciudad donde quieren vivir sus habitantes actuales y futuros? ¿Los habitantes quieren una ciudad poco densa que dependa mucho del vehículo privado o una ciudad densificada con posibilidades de realizar viajes no motorizados?...” Preguntas de fondo que, de ser respondidas no solo por los gobernantes sino también por cada ciudadano / ciudadana, haría que se centrara ese desarrollo urbano en una ciudad para la gente y no para los autos.

De acuerdo con el PMMB, se proyectó construir, desde este año, un promedio por año de 2.6 kilómetros de ciclorruta en Bucaramanga, 4 km en Floridablanca, 0.9 km en Girón y 3.9 en Piedecuesta. Lo más triste del asunto no son las extensiones irrisorias por año (2.600 metros por año), sino que nada de esto ha sucedido. El gobierno de Luchito-en-bici no cumplió

Ni un metro. Ni medio metro. Ni un centímetro. Luchito-en-bici prometió, en mayo del año pasado, una ciclorruta en la carrera 17 y nos mintió. Un año después volvió con los mismos bombos y platillos a prometer una ciclorruta inviable en lo urbano, buenísima en lo recreativo, y que hará feliz a los que se contentan con poquito. Sin embargo, sí se están ampliando vías (sin ciclorrutas), con esos desgastados bombos y platillos inauguraron el Viaducto de la Novena y las megaobras, que no son mas que megaruinas ecológicas, no contemplan ni medio metro de ciclorruta.

Dice el community manager de Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos que, “como ciudadanos debemos hacer seguimiento al cumplimiento de estas metas y analizar si quedan plasmadas o no, dentro de los compromisos de los candidatos a las alcaldías en sus programas de gobierno”. Sí, toca.

Tercera imagen: Metas establecidas en construcción de ciclorrutas en los planes de desarrollo 2012 – 2015.

Foto tomada de: Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos

Rajados. Cero. Bajo cero. Mejor dicho. Congelados. No se ha construido la red de ciclorrutas (me temo que a Luchito-en-bici ya le quedó grande), a la cual le quito el eco porque no se trata de hacer turismo en bici o de ampliar la extensión del ciclopaseo, que está muy bien para promocionar el ciclismo recreativo, sino de CONSTRUIR CICLORUTAS EFICIENTES Y EFICACES PARA LA MOVILIDAD EN BICICLETA. Algo que, si leemos de nuevo la primera historia fantástica compartida más arriba, Luchito-en-bici no entiende. Una cosa es el ciclismo recreativo, que es chévere, que es divertido, que promueve hábitos saludables, pero otra es mi decisión política de movilidad, el uso urbano de la bicicleta para moverme al trabajo, a la escuela, a la universidad: no uso auto (porque es ridículo mover mis kilos en toneladas de chatarra, ser esclava / esclavo de impuestos, sufrir el estatismo del trancón, vivir para mantener un auto, etc.), uso la bici y me mueve la bici. La posibilidad de usar el transporte público es viable, por supuesto, para aliviar tanta congestión en las vías; sin embargo, el de acá, es ofensivo.

En este aspecto la política pública se raja: no hay conectividad de medios alternativos de transporte (sistema modal) y no la hay porque la única posibilidad que se le da a la gente es usar un sistema deficiente de transporte, o subirse a un auto o a una moto, si es que no quiere juntarse con la chusma; la política pública no evolucionó en medidas incluyentes para sistemas limpios de movilidad y todo se queda en el papel. Estatismo en las vías por culpa de tanto carro y su uso irracional. Estatismo en la política pública.

Pero no solo se rajó Luchito-en-bici. También se rajaron el alcalde de Floridablanca (¿pero quién?) por solo plantear una meta de kilometraje de ciclorruta, y el de Girón y de Piedecuesta, porque ni siquiera lo incluyeron en los planes de desarrollo.

Cuarta imagen. Movilidad e inversión en el Área Metropolitana de Bucaramanga.

Foto tomada de: Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos

Esta imagen es simplemente es preocupante. ¿Recuerdan las preguntas planteadas en la segunda imagen? Acá Luchito-en-bici y los demás alcaldes nos responden: la inversión en movilidad en los municipios del Área Metropolitana es del 96% para el transporte particular motorizado. Solo el 3% para el transporte público. Solo el 1% (1.710 millones) para peatones. Y, lea bien, el 0% para ciclistas, es decir, NO HUBO INVERSIÓN. Entonces son ciudades para los autos, no para las personas. El desarrollo urbano en movilidad, casi en un 100% se centra en los carros (que son menos), y deja de lado a los peatones (que somos todos) y a los ciclistas (que estoy segura, me perdonan en Bucaramanga cómo vamos, somos más del 2%). Es decir, los impuestos de TODAS las personas de Bucaramanga y el AMB, todos quienes pagamos impuestos, les estamos regalando vías a los autos. ¿No les preocupa? Es como si cada uno de nosotros / nosotras le está pagando la casa al vecino, mientras paga arriendo para su propia casa. ¡Ridículo!

Y, mientras tanto, en la ciudad más sostenible de Latinoamérica, los y las ciclistas celebramos el #DíaMundialDeLaBicicleta. Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Foto tomada de: Instituto Juventud Deporte Recreación Inderbu


jueves, 9 de abril de 2015

ATENCIÓN: ESTA VAINA ESTÁ RETROCEDIENDO

Qué lindo es el progreso y  más cuando se cree que ese progreso, por fin y de una vez por todas, empezará a aliviar algún problema urbano de urgencia; por nombrar uno, el de la movilidad. Hoy, después de la larga espera, estrenaron “el puente más grande del mundo”, porque a los santandereanos nos gusta todo grande, el pedazo de carne grande, grande la arepa, grande el santísimo que nos bendice desde lo que era el nicho del oso de anteojos y de varias especies de aves, y también grande el puente atirantado que salvará a los autos del estatismo en el cual se encuentran sometidos, guiño guiño.

Pues también con bombos y platillos lo inauguraron, hicieron la respectiva quema de pólvora y contonearon el plumaje todos aquellos y aquellas que nos administran, nos lideran y nos excluyen. Exclusión, palabra de rabiosa actualidad. Pues sí, 15 ciclistas fuimos a ver y la sorpresa fue que no pudimos entrar por “llevar una bicicleta”, ese aparato extraño, alógeno, medio mamerto, que asusta y “amenaza” a una inmensa mayoría. Nos empujaron los peregrinos sociales del progreso. Otros, nos miraron como bichos raros, pero –en definitiva- no nos dejaron entrar. Y entonces nos fuimos y luego volvimos, con 100 ciclistas  mas, otra vez pedaleando, para encontrarnos de frente y de una buena vez con ese progreso de 134.759.896.204 pesos (otra cifra grande, como nos gusta) que, cosa rara, no incluyó ciclorutas.

Foto: Jonnathan Montoya

Luchito, que sabe harto de sostenibilidad, dijo que fue muy importante el aspecto ambiental “pues el impacto sobre las quebradas La Iglesia y La Rosita, que pasan por la base del puente, hubiera sido mucho mayor si hubiera sido un puente tradicional. Se necesitarían 10 soportes”. Gracias Lucho. Aunque para construir tu puentecito con tirantitas, se talaron más de 100 árboles, y oh sorpresa, se excluyó ese metro con 50 cms que los y las ciclistas necesitamos para rodar seguros, en tu capital insostenible.

Dicen los expertos que este nuevo paso al rotundo éxito urbano tampoco sirve de nada. ¡Qué escépticos somos! ¿Por qué? Fácil: porque no está completa la troncal y los autos, pobrecitos, seguirán en el estatismo apenas lleguen al Mutis (aunque ya lo viven). A problemas integrales soluciones medias tintas, esa es la lógica en la capital sostenible.


Y bueno, volviendo a las bicis, qué pesar que los y las usuarios/as de bicicletas, que somos una población en ascenso, que pedaleamos a pesar de la señalización de prohibido circular en bicicleta, pero que sí fluimos en el tránsito vehicular, sigamos siendo relegados de las “megaobras”, puesto que no se incluyó una ciclorruta ni en el tercer carril, ni en el intercambiador de la normal, ni en ninguno de esos futuros símbolos, siempre adelante ni un paso atrás, de la impronunciable santandereanidad. Pero que quede claro, eso sí, que ese progreso, literalmente, nos atropella.

Revisa el video: https://www.facebook.com/video.php?v=1068447419837475

miércoles, 18 de marzo de 2015

LO ÚNICO MEJOR DE MONTAR EN BICI ES MONTAR MÁS EN BICI, VERSIÓN 2015

Hay varios sitios web que exponen más de 1000 razones por las cuales montar en bici: por salud, por economía, por ecología, para relajar la mente, para crear comunidad, para interactuar con la ciudad y los paisajes urbanos, para reivindicar el derecho que tenemos a la vía, y así vamos sumando. Quienes pedaleamos a diario, de manera urbana para llegar a nuestros destinos, sabemos que esto no es más que la purita verdad y no nos cansamos de exaltar lo bueno, lo bonito y lo barato que es montar en una bicicleta.

Pues bien. Pensando en estos beneficios y después de la maravillosa experiencia de #30DíasEnBici2014, nos trajimos el evento a Colombia, 30 Días en Bici Colombia, y ahora somos más los biciusuarios interesados en compartir, día a día, durante 30 días, nuestros #30DEB, en una ciudad que sigue encontrando a los amorosos de la bici, a pesar del desinterés administrativo público de quienes nos gobiernan de promover e implementar la movilidad sostenible.

30 Días en Bici, 30 days of bikes, #30DEB, #30DOB #30DíasEnBici #30DaysOfBiking, nació en Minneapolis, en 2010, se extendió a España y ahora gana territorio en algunos países Latinoamericanos. Pero, ¿en qué consiste? Consiste en promover el uso diario de la bici por medio de esta invitación a pedalear durante los 30 días de abril, ojalá de manera urbana -aunque también se acepta recreativa y deportiva-, y reportar la experiencia en redes sociales y sitios web con textos, fotos o videos.

¿CÓMO PARTICIPAR EN LOS #30DEB?

1.       Regístrate en: http://www.30daysofbiking.com/pledge.
2.      Del 1 al 30 de abril, pedalea diariamente.
3.      Cuenta la experiencia desde tus redes sociales o sitios web.
4.      Revisa las actividades que se organizan en tu ciudad, a propósito de los #30DEB.
5.      ¿Te animas de nuevo el próximo año?



#30DEB EN BUCARAMANGA Y EL ÁREA METROPOLITANA

Pensando en hacer de los #30DEB una experiencia divertida y memorable para todos y todas en Bucaramanga y el Área Metropolitana, Mujeres Bici-bles y Welcome Bucaramanga vamos a premiar la mejor experiencia del mes y también, para celebrar que estamos pedaleando, organizamos actividades alusivas durante el mes (debes estar pendiente en el fan page de MB).

Requisitos para elegir la mejor experiencia:

-         Hacer el registro oficial del evento mundial en http://www.30daysofbiking.com/pledge
-         Enviar a @mujeresbiciblesbga@gmail.com el link de tu perfil del Facebook, tu blogger, tu cuenta en twitter o los sitios web en donde compartirás la experiencia de los #30DíasEnBici
-         Registrar todos los días del mes (30 días).
-         Acompañar tus registros de mucha creatividad y emoción. Acá, déjate llevar por tu creatividad (¿Te animas a fotografiar todos los días? ¿A hacer videos?). También queremos que reflexiones sobre qué significa moverse en bicicleta por las vías de Bucaramanga y el Área Metropolitana.
-         Participar en las demás actividades programadas en abril, que se compartirán en las redes sociales de Mujeres Bici-bles.
-         Sólo para experiencias de biciusuarios en Bucaramanga, Girón, Floridablanca y Piedecuesta.

-         El o la ganadora será notificada en los primeros días de mayo por los organizadores y compartiremos la información por redes sociales. 





lunes, 16 de marzo de 2015

NO HAY MOVILIDAD CON GARANTÍAS, EN BUCARAMANGA

...Hablando de peatones y bicicletas, esta editorial del periódico gente de Cabecera me gusta mucho porque llama la atención sobre 2 actores de movilidad ignorados, segregados y violentados, en esta, la ciudad del parque automotor, otrora ciudad de los parques. Hablo de peatones y ciclistas.

Se volvió un deporte de alto riesgo eso de caminar y cruzar la calle, con cebras borrosas o cebras ausentes o cebras también ignoradas por la neurosis colectiva característica del transporte motorizado. El caso es que es un riesgo. También es un riesgo, y aún peor, eso de montar en bici, en la ciudad sin bucaros (¿han visto alguno? Yo no. Porque nos talaron nuestros bucaros), en una ciudad llena de PROHIBIDO CIRCULAR EN BICICLETA, sin ciclorrutas, sin ciclovías (no la del domingo), sin voluntad política, sin atención, sin prelación, sin sin, la sin-city.

Las vías, incluso, son un foco de contaminación auditiva porque en cada "haga lado" suena un pitazo de los mismos neuróticos del volante, esos que creen que la vía es suya porque ese es el mensaje que deja darle prelación al auto, por encima de lo demás. Los mismos que aparcan donde quieran, porque el parqueadero está caro, porque pagan impuestos y eso los convierte en dueños del espacio público, o porque no tienen donde dejar su tonelada de "progreso" mientras compra el pan. Sí, la sin-city.

Entonces al peatón o al ciclista nos toca, todos los días, arriesgar la vida mientras intentamos desplazarnos por nuestros propios medios y nuestra voluntad. Nos toca repetir mantras mentales mientras suenan los pitos, mientras pedaleamos o corremos para salvar la vida. Exacto: NO HAY MOVILIDAD CON GARANTÍAS.

Gilberto Camacho Amorocho, gracias por destacar "que no hay que inventar nada para hacer de la movilidad urbana algo donde los tres actores que diariamente nos movilizamos quedemos incluidos y no como está ahora, que solo se piensa en los automóviles". Ud., con su publicación, le suma a nuestra lucha cotidiana con estas palabras. He visto otros periodistas muy inquietos por la movilidad alternativa y en medio de lo que pueden decir, uds. escriben y llaman la atención al respecto. Sumamos fuerzas...

Acá la noticia: 
http://www.gentedecanaveral.com/2015/03/sistemas-integrales-de-semaforizacion/

miércoles, 11 de marzo de 2015

SEGUNDO INTENTO PARA LA PRIMERA CICLORRUTA EN BUCARAMANGA

Otra vez Luis Francisco Bohorquez con sus chascarrillos. Quisiera poder tenerlo frente a mí y con amor regalarle una copia del Plan Maestro de Movilidad, ese que publicó la Uis, el cual, para bien o para mal, rescata una planeación en ciclorrutas y biciparqueaderos. Ese mismo Plan que al menos contempló un mínimo de kilometraje de ciclorrutas por año, pero que, al sol de hoy, nada de nada. El plan que ignoraron los concejales de la segunda comisión del Concejo de Bucaramanga (a la cabeza de Sandra Pachón, Carmen Lucía Agredo, Sonia Navas, Uriel Ortiz, Christian Niño, Cleomedes bello y Raúl Oviedo Torra), cuando aprobaron un Pot que no le sirve a los ciclistas de la ciudad y que no es coherente con una "capital sostenible" (!).
Me sentaría con él, con Luis Francisco Bohorquez y sobre la mesa ubicaría ese plan y también el manual de Ciclociudades; llamaría a un par de amigos bien enterados del tema de la bici y a varios ciclistas urbanos (ojo, no de ciclopaseo), y entre todos, mapa en mano, haríamos un ejercicio más cercano a la realidad para no seguir alimentando tales ramplonerías como "acá no hay por dónde" o "es complicado".
Y bueno, qué significa para Luis Francisco Bohórquez "comulgar con la naturaleza", quizás ¿darle vías a los carros, talar y destruir parques? ¿Eso no es más complicado? Parece que tampoco lo es para el Area Metropolitana De Bucaramanga.
¿Por qué le ven tanto complique a generar cultura bici en una ciudad que se está llenando de biciusuarios? ¿Creen ellos que hacer algo más que un ciclopaseo o una ciclovía es perder el dinero de Findeter y la administración local y que eso es ciclismo urbano? ¿Quieren comulgar con la naturaleza? Bueno, dejen de sembrar autopistas, vías, intercambiadores, porque adivinen qué cosecharán: carros, motos, polución, contaminación, enfermedades y más caos vial. Y adivinen quiénes respiramos todo ese tóxico: yo, tú, él, ella, nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos, ellas... ¡tod@s!.
Está bien generar espacios de esparcimiento y recreación. Reconozco que el ciclismo recreativo ha subido a mucha gente a la bici y eso está muy bien. Pero, lo que no está bien, es que el alcalde se escude en sus falacias para escudar una administración que ha dejado de lado la movilidad alternativa, que desconoce el potencial de la bici como medio de transporte, y que definitivamente no ha hecho NADA por la movilidad SOSTENIBLE, esa palabra que a él tanto le gusta y desgasta.


jueves, 5 de marzo de 2015

LUIS FRANCISCO BOHORQUEZ, POR QUÉ NOS HAS ABANDONADO

..."Las calles no dan", dice Luis Francisco Bohorquez y lo que creo que pasa es que a nuestro alcalde no le da la cabeza para administrar esta ciudad, mejor dicho, no le cabe en la cabeza una ciudad para la gente. Mejor dicho: LE QUEDÓ GRANDE BUCARAMANGA.
Pensar en espacios para ciclistas es una decisión muy simple, pero requiere de una acción muy compleja para este alcalde: PENSAR. Y otra de alto riesgo: DOCUMENTARSE. Me hubiese gustado mucho que Luis Francisco Bohorquez hubiese asistido, participado y escuchado con atención a todos y cada uno de los ponentes del Forum Mundial da Bicicleta (World Bicycle Forum): testimonios REALES de ciudades en donde jamás se pensó en ciclistas, donde el rey era el carro, donde los peatones fueron segregados y que hoy son ciudades para la gente, pero no por sí mismas, sino porque hubo voluntad política, eso que acá suena a utopía. Creer que sí hay vías para los carros, pero no para las bicicletas es desconocer una tendencia mundial, unos discursos urbanistas actualizados que no se basan en prohibir, en restringir, sino en compartir y en encontrar espacios para todos. Luchito, ¿Muy difícil?
Qué tristeza de gobierno cuando uno de sus máximos dirigentes dice que "La ciudad no está preparada para las ciclorrutas, porque no se puede construir sobre lo construido y no voy a arriesgar a los ciclistas sobre vías muy transitadas". Y que luego agrega: "la amplitud de las calles no da para pensar en los "caballitos de acero". Señor alcalde Luis Francisco Bohórquez, es la "amplitud" de su mente la que no deja. Desmenucemos esto, porque de verdad que es preocupante:
¿Una ciudad debe prepararse para la buena calidad de vida y el beneficio de la gente -no de la industria -no de los intereses particulares -no de la ingnorancia administrativa? ¿No? ¿Sí? ¿No se puede construir sobre lo construido? ¡Ah! Pero sí se puede tumbar un parque (que en su momento fue una construcción), sí se pueden talar cientos de árboles, sí se puede reconstruir vías sobre andenes, todo para darle prelación a los autos que siguen desplazando al hombre de a pie, al homo rodans (por usar el nombre de la creación de Remedios Varo) y al grueso de la población que se moviliza en transporte público. ¡Eso sí se puede!
Y bueno, ¿quién dijo que toca "construir" ciclorrutas? Sr. Alcalde, las ciclorrutas -si no se construyen- se pintan, se designa un espacio de la vía la cual ud tanto favorece para los autos. A una ciudad le cuesta menos ubicar espacios para la movilidad en bici, que espacios para mover una persona por tonelada de chatarra. Lo que quiero decir es que darle espacios exclusivos a ciclistas y biciusuarios requiere menos infraestructura. Y, además de un tema de espacios e infraestructura, también es de EDUCACIÓN EN LA VÍA, cosa que acá no hay y que la payasada de Te Veo bien no alcanza a desarrollar.
Ahora, ¿acaso alguna vez nuestro alcalde social, funcionario público, se ha acercado a hablar con los ciclistas -excepto a aquellos que se prestan para sus falacias y mentiras? No. La respuesta es No. Entonces ¿ahora sí se preocupa por nuestra vida? Si se preocupa, entonces, dibujemos ciclorutas, quite las señalizaciones* y dele prelación a quienes caminamos y nos movemos en bici. ¡ESTIMULE EL USO DE LA BICICLETA!. Y, además, es por las vías principales que se construyen bicicarriles, solo que acá quienes aprobaron el POT no han leído el manual de Ciclociudades, ni tienen remota idea de urbanismo y TAMPOCO SON CICLISTAS, entonces aprueban un POT que NO SIRVE. Pero, para conocer sobre el tema hay que leer, explorar, hablar con colegas y gente que sí lo está haciendo, caminar, pedalear, etc y hacerlo.
Y, si la apuesta por la bicicultura está en la construcción de una ciclorruta pegada a la nueva vía Bucaramanga - Girón, entonces sigamos creyendo que la bici acá solo se mueve para ir a ciclopaseos y que ESO es ciclismo urbano. Error.
Finalmente, da tristeza que se cambien árboles por autos. ¿Acaso a uds no les duele que cada vez se respire mas smoke y menos oxígeno? ¿No tener sombra? ¿No les preocupa?
Por favor. Ya sabemos que Luchito no pudo. Para la próxima votemos bien.
*Hace poco mas de quince días hablé personalmente con Rafael Horacio Nunez Latorre, se comprometió conmigo a revisar las senalizaciones de prohibido bicicleta. Hasta la fecha, sigo esperando su llamada. Sin embargo, el mismo Ministerio de Transporte me está asesorando en esto y como biciusuaria, como mujer que educa a otras mujeres para que se suban a la bici y como ciudadana, sigo con mis aportes. Yo sí creo en una ciudad para todos. Sí creo en que la presión social conquista territorios. Sí creo en la bici.



domingo, 22 de febrero de 2015

PEDALEANDO AL FORO MUNDIAL DE LA BICICLETA

Colaboración para Ciclosfera.



“Suenan las cadenas de la bicicleta, señal de que pedaleamos”, solo por reconstruir un viejo refrán y adaptarlo a una realidad latinoamericana que es también tendencia en el mundo: el posicionamiento de la bicicleta en los escenarios urbanos y el interés, cada vez mayor, de mejorar la calidad de vida en las ciudades con medios alternativos limpios de transporte y la movilidad sostenible.

Y fue en una ciudad, Porto Alegre, en 2011, donde varios ciclistas encontraron la muerte al ser arrollados mientras rodaban en una Masa Crítica. En esa misma ciudad, un año después, y en homenaje a esas almas ciclóticas, 7 mil ciclistas y biciactivistas participaron en el 1 Foro Mundial de la bicicleta y repitiendo 2 veces más la sede en Brasil. Este año, y gracias a las gestiones de Carlos Cadena Gaitán, coordinador general del foro, cambia de país y se desarrolla, en su cuarta versión, en la ciudad de la eterna primavera, Medellín, Colombia.

“Ciudades para todos” es el slogan que convoca al 4 Foro Mundial de la Bicicleta, del 26 de febrero al 1 de marzo. Uno a uno, en avión, en bus, en auto y también en bicicleta, van llegando biciactivistas y amorosos de la bici de Perú, Chile, Ecuador, Brasil, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Argentina, México, Dinamarca… 150 invitados de lujo nacionales e internacionales: Adonia Lugo, de Bike League; Amarilis Horta, de Bicicultura; Antanas Mockus, de la Corporación Visionarios, Assaf Biderman, de Cultura & Innovación; Carlos Pardo, de la organizción Despacio, Elly Blue, de Bikenomics, Enrique Peñalosa, del Institute for Transportation & Development Policy; Fredrik Gertten, de Bikes vs. Cars; Hilary Murphy, de Cities for all; Guillermo Dietrich, Subsecretario de Transporte Buenos Aires; Janette Sadik-Khan, de Bloomberg Associates; Matthew Passmore, de More Lab; Jeremy Hanson, de Bikes not Bombs; Lina Lopez, de EnCicla; Lotte Bech, de Urban Cycle Planning y colectivos nacionales (Ver: http://www.fmb4.org/es/conferencistas/), todos con la tarea, por cuatro días, de reflexionar y re-pensar las ciudades desde la movilidad en bicicleta, porque pedalear también es de humanos.

Esta es la cultura de la bicicleta: la de un ciudadano comprometido con su entorno, que decide moverse en bici, gracias a la voluntad de sus músculos y el ánimo purificador de su espíritu. No se necesita más que la sinergia y un pedalazo tras otro y otro para transformar los paisajes urbanos y re-construir las ciudades para todos.


Desde este jueves, el #FMB4 en Medellín. Acá la programación completa: http://www.fmb4.org/es/programa/


jueves, 12 de febrero de 2015

EN BICI, SIN PICO NI PLACA

Resulta inquietante y divertido leer tanta indignación por lo del pico y placa (Acá la noticia: http://www.vanguardia.com/santander/bucaramanga/296678-nuevo-pico-y-placa-en-bucaramanga-sera-de-cuatro-digitos)

Los dueños del auto particular le echan la culpa a la administración (que la tiene sí, pero no totalmente) y no revisan si el uso que hacen de su vehículo es racional, cuántos se movilizan en ese auto (toneladas de lata para mover unos pocos kilos de carne y hueso y alma) o cuántos vehículos tiene en el garaje, o dónde lo parquea mientras compra el pan, almuerza o paga la factura. Señores, señoras, no hay vías para tantos carros y las vías no son parqueaderos públicos ni privados, ni suyas. 

Continuamos. El servicio de Metrolínea es tan malo, tan demorado, tan obtuso y en proporción al mal-servicio que ofrece, ¡tan caro!, que la gente prefiere comprar otro carro, moto, campero, burbuja, pichirilo que se lo dan no mas por amarrarse un zapato frente a un concesionario. Ese metrolinea que se demora en pasar, que le cierra la puerta en la cara, que lo atraca, lo cocina, que lo zarandea pero que no lo mueve con respeto y dignidad, que suspende su servicio, y que ejerce violencia contra peatones y ciclistas, es el mismo Metrolinea que puede aportar algo de alivio a las vías, si lo hubiesen diseñado bien, por ejemplo, con ciclorrutas, biciparqueaderos, y portabicis que favorezcan la intermodalidad. El Mio, en Cali, por ejemplo, tiene aire acondicionado (un detallito de fina coquetería que lo cambia todo).

La piratería, por su parte, se vuelve una opción para mas de uno -una, porque por 500 pesos mas no lo zarandean, no lo atracan, no le sudan encima, no lo pisan, no lo joden. Pero es ilegal, como atracar, como parquearse en la vía mientras compra el pan, almuerza o paga la factura. Entonces queda el servicio urbano, los pocos buses que quedaron del letal monopolio, que le dan un tour por el área metropolitana y que no mas por eso aburre a cualquiera. 

¿Montar bici? ¡Pero por cuáles vías! Pues sí, por las mismas donde ocurre el estatismo, el trancón, el despropósito del consumismo desaforado. Por ahí es por donde se mueve la bici. Porque es un vehículo, como el carro, la moto o el bus y también funciona para ir a comprar el pan, almorzar o pagar la factura. También para ir a estudiar. ¿Y al trabajo?, sí, también. Y las hay baratas, las hay mas costosas, las hay de montaña, de ruta, de que las hay las hay.

Buena suerte con ese pico y placa...

A PROPÓSITO DE LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA


"Evidentemente me citaron mal", me dice Carlos Cadena cuando le pregunté por el "repunteo" en el cual nos ubicaron como ciudad bici-ble. Sin embargo, como hoy es el día del periodista, y porque conozco buenos, que sí hacen bien su trabajo, me voy por el lado amable.
Primero, por favor, es FORO MUNDIAL DE LA BICICLETA, que también es internacional y también es nacional y local y compete a los amorosos de la bici de aquí y de allá y del mundo. El hashtag más usado, ‪#‎Fmb4, su página web es www.fmb4.org. y su fan page Forum Mundial da Bicicleta (World Bicycle Forum).

Segundo, Bucaramanga sigue mal: persisten las señalizaciones, con el agravante que las mas viejitas ahora lucen brillantes y claras, porque las cambiaron. Tumbaron un parque, el parque de las hormigas, con obra de arte incluida, para ampliarle la vía a los carros que contaminan y que van con una sola persona en su mayoría y que aumentan día a día. Van a acometer arboricidio para construir el intercambiador del mesón de los bucaros, porque la proyección "sostenible" de luchito así lo quiere (no es repetición, ni es eco, pero es para lo mismo: ponerle más vías a los carros). ¿Y las ciclorrutas? -Next. ¿Y las campañas educativas a favor de los caminantes y biciusuarios? -Next.

Las buenas consideraciones (que quizás los periodistas desconocen): Acá se pedalea, sí, se pedalea más que cuando ocupamos el sexto o séptimo lugar, según el Bid, en ciudades ejemplares para el ciclismo urbano (sigo mirando con sospecha esa posición). Pero se pedalea a cuenta y riesgo de cada ciclista y biciusuario. Se pedalea también más a la montaña y celebramos que ya no somos unos pocos, ni solo Mujeres Bicibles, sino que somos un montón de grupos promoviendo que la gente use la bici (urbano, recreativo, montaña, etc). Incluso, muchos de estos grupos pedalean desde hace muuuchos años. Además, también enseñamos a montar en bici, y abrimos escenarios para hablar de bicis y a muchos nos ven, todos los días, llegando al trabajo en bici, hasta el hartazgo (aunque la felicidad es nuestra). Y bueno, al menos ya se ven biciparqueaderos (en su mayoría de iniciativa privada).

Al #Fmb4 vamos, pero no porque estemos satisfechos con el PÉSIMO gobierno que sí repuntea con su mala administración y con tantos enredos conceptuales en sus campañas. Al #Fmb4 vamos a mostrar que la iniciativa social, los movimientos sociales, y los biciusuarios estamos haciendo algo para mover a la gente, porque está visto que al gobierno lo mueve sus intereses económicos, pero no la ciudadanía. Al #Fmb4 vamos a aprender y a volver para meterle mas alma a este poder bicicletero que nos inspira.

Pero no repunteamos en el uso de la "bicileta". La política pública a favor de la bici está mal, y es mejor decirlo que seguir engañados...


domingo, 26 de octubre de 2014

CIUDADES PARA TODOS, PARTE I

El sábado 25 de octubre hicimos el primero de los 3 Pre-foros de la bicicleta que realizaremos este año, con un doble propósito: Poner sobre la mesa la discusión sobre movilidad y ciclismo urbano en nuestra propia ciudad (y Área Metropolitana) y promover el  Forum Mundial da Bicicleta (World Bicycle Forum), el cual se realizará del 26 de febrero al 1 de marzo, en Medellín, cuyo lema es “Ciudades para todos”.

Contamos con la participación de varios interesados, "ciudadanos inteligentes" como alguien mencionó, con la presencia de ciclistas, gente interesada y algunos grupos pro-bici, como Mujeres Bici-blesLa Revolución de la Bicicleta en Bucaramanga y Grupo Ciclas Trek. Sin embargo, los grandes ausentes siguen siendo las autoridades en temas de planeación de ciudad, recreación y transporte urbano, incluso los colectivos que promueven el ciclismo recreativo, que para bien, hacen que la gente compre y se suba a la bicicleta. Vamos a ver hasta cuándo la resistencia.

RETOS Y REALIDADES DE LA BICICLETA: ¿QUÉ CIUDAD QUEREMOS? UNA DE POCOS… UNA DE MUCHOS…UNA DE TODOS…

La primera y única intervención, que se alargó 3 horas, pero que fueron muy sustanciosas y enhorabuena no nos la perdimos, estuvo a cargo de Jesús David Acero Mora, quien accedió a acompañarnos en la jornada.

Jesús David habló de bicicleta, de ciclismo urbano, de infraestructura, de biciusarios, de las acciones concretas  que promueven la bicicleta en Bogotá, de los acuerdos municipales a favor de la bici en la capital, de las 13 entidades que se ocupan del tema de la bicicleta allá: Instituto de Desarrollo Urbano, Instituto Para la Economía Social, Policía Metropolitana, Secretaría de Gobierno, Secretaría de Planeación, SITP, Alcaldías Locales, Instituto Distrital Para La Recreación y el Deporte, Transmilenio, Secretaría de Educación, Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, Secretaría de Movilidad, y la Secretaría General; habló del transporte masivo, del mototaxismo, de los problemas de congestión vial, de la necesidad de re-pensar la ciudad, de que hay que tomar decisiones por las ciudades para todos… Mejor dicho, habló de los retos y las realidades de la bicicleta en Bogotá.

Me inspiro en esta visión tripartita, aquello de los retos y realidades y ya veremos qué resulta.

1.      Una de pocos.



La ciudad de pocos es la ciudad que privilegia el uso del carro. ¿Le suena familiar? Sí. Es la ciudad que amplía vías para los autos, que invierte enormes cantidades de dinero para infraestructura que en exceso privilegia el uso del auto y casi que anula y olvida al peatón y al ciclista. ¿Le suena familiar? Sí. Esa es el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB): una ciudad de pocos, una ciudad para los carros. Dijo Jesús David que en Colombia el promedio de tenencia de carro es menos del 15% de la población, es decir, que hay un 85% que se mueve en transporte público, o taxi, o camina, o usa la bicicleta o prefiere coger una moto “pirata”; un 85% que no es tenido en cuenta en las ciudades de pocos. Las mayores inversiones favorecen al menos del 15% de la población.

Vamos a las cifras: Según el más reciente reporte de Bucaramanga Cómo Vamos, en 2013 el número de vehículos motorizados (carros, motos, camperos y camionetas) está en 465.565 (185.935 carros et. al. y 279.630 motos), señalando en el reporte (y en negrita) que la estructura urbana del Área metropolitana “no tiene la suficiente capacidad en su red viaria”, y lo llaman como un fenómenos que debe llamar la atención, es decir, una realidad. Además, el reporte también refiere que ese incremento desproporcionado de transporte automotor, sumado al pésimo sistema de transporte masivo, genera un menor uso del transporte público. El AMB cuenta con una población de 1.113.565 y en esa proporción, al menos el 41.8% de la población se mueve en transporte motorizado.

Y, ¿las construcciones viales qué contemplan? Contemplan otra triste realidad: cero espacio para bicicarriles y senderos para peatones. Por ejemplo, la ampliación del tercer carril NO contempla la construcción de ciclorrutas, negación soportada en el POT. ¿Has dicho POT? Que sea el momento para recordarlo: En la Ley 1083 de 2006 se promueve la movilidad sostenible en distritos y municipios con Planes de Ordenamiento territorial y  da prelación a modos de movilización alternativos de transporte, como la bicicleta. En la actual disposición del Plan de Ordenamiento Territorial 2013 – 2027, la ciclorruta es reconocida como componente de infraestructura vial para modos alternativos, como lo señala el artículo 129. Además, reconoce una red de ciclorrutas en el artículo 130, y en el artículo 131 establece los corredores viales con ciclorruta. Sin embargo, el POT descarta la construcción de ciclorrutas por arterias primarias y secundarias, es decir, por vías principales, según lo afirma en el artículo 132, y es acá donde empieza el problema porque, por ejemplo, una ciudad con proyección sostenible, es decir una ciudad para todos, con un alcalde que proyectó su plan de gobierno hacia “lo sostenible”, una directora de Área Metropolitana encantada con el sistema de bicicletas que vivió en Holanda, etc., pero que es una ciudad cuyos dirigentes no deciden de una buena vez unir el área metropolitana por medio de ciclorrutas porque está prohibido. Bogotá, por ejemplo, cuenta con 394 kms de ciclorruta.

2.     Una de muchos.


La ciudad de muchos es la ciudad que invierte en infraestructura para vías exclusivas (y eficientes) para el transporte público, con un servicio eficaz que hace que gente acostumbrada a usar vehículos con motor, también usen el servicio público para descongestionar las vías.

¿Le suena familiar? Un poco sí y un poco no. Tenemos un sistema masivo de transporte, Metrolínea, que nos mueve, nos sacude, nos hacina, nos engaña, nos hace llegar tarde y nos tumbó. Con vías exclusivas en algunos lados, que se refunden en otras vías con todos los demás medios de transporte, con un problema de cobertura tenaz y, peor aún, busca generar un  monopolio de transporte, que beneficia el bolsillo de quienes no lo usan y más bien pertenecen a la primera social, la de pocos.

Metrolínea está quebrado, lo dirige la incompetencia, y nadie está contento de usarlo.

3.     Una de todos.


Esa es la ciudad que yo quiero. Que queremos varios. La ciudad de los biciusuarios: los ciclistas urbanos que usamos la bicicleta como medio de transporte, más allá de un uso deportivo o recreativo. ¿Realidad? No. Más bien RETO.

Según el Código de Tránsito, la bicicleta es un vehículo con el derecho a la vía, como los demás vehículos. El AMB adolece de una política clara que favorezca la movilidad en bicicleta, incluso la movilidad para peatones. Además, sigue siendo contraproducente la presencia en las vías de más de 76 señales de tránsito que prohíben la circulación en bicicleta (Véase “76 razones para la insostenibilidad: http://demononave.blogspot.com/2014/04/76-razones-para-la-insostenibilidad_1485.html), que vulneran el derecho a la libre movilidad, cuando la movilidad es libre, las vías son de todos y la ciudad se proyecta "Sostenible". Además, sin el apoyo de la esfera pública, alcaldía, gobernación y demás oficinas competentes, la ciudad difícilmente podrá jactarse de un avance significativo en relación a la movilidad alternativa limpia. Lo importante de este primer pre-foro es que se generó una mesa de trabajo que nos seguirá convocando y que, muy seguramente, tendrá más presencia en la ciudad.



Sobre biciparqueaderos el panorama ya empezó a cambiar. Por ejemplo, en Bogotá, la alcaldía estableció un decreto, el 036 del 2004, que establece que los parqueaderos deben ubicar también biciparqueaderos por cada 10 estacionamientos para carros. Esto es un ejemplo significativo que la administración puede implementar porque el fenómeno de privatización de los parqueaderos va en aumento en Bucaramanga, como lo vemos en algunas universidades privadas de la ciudad en las cuales empresas como Parquearse y Parking tienen el monopolio del servicio, sin tener espacios para bicicletas. Disponer de biciparqueaderos en un lugar significa darle la bienvenida a los biciusuarios y, por tanto, motivar el uso de la bicicleta.

Supimos que el gobernador ya ubicó un biciparqueadero en la UNAB, para 4 bicicletas. Muy bien. La única sugerencia es que los biciparqueaderos permitan aparcar más de 4 bicicletas, sobre todo en espacios tan concurridos como los son las universidades. Además, también sabemos del proyecto liderado por la tienda Welcome Bucaramanga, quienes ya ubicaron 4 de los 10 biciparqueaderos que tienen proyectados y también las iniciativas de las administraciones de los centros comerciales Megamall y La Quinta.



Y bueno, no hay, ni siquiera se contempla, un sistema público de bicicletas.

El panorama es claro. ¿Cuál de estas tres opciones es la ciudad donde queremos vivir? La decisión es individual, y genera presión social, pero se necesita, urge, ES OBLIGATORIO, contar con la administración de turno y la voluntad política.


Esta historia continuará…